Autores e influencia

Hay autores que admiramos y, a veces, hasta quisiéramos ser como ellos o por lo menos los imitamos. Hay autores inalcanzables que, en extremo, ni siquiera podemos leerlos, o de los que sabemos la inutilidad de imitarlos. Caso de los primeros, para mi, está Georges Bataille, y de los segundos Borges y Alfonso Reyes.

De este último e inalcanzable grupo hay como una inspiración, de cualquier manera (aspiración ni siquiera iniciada), y una motivación para escribir lo que podemos (al menos). Al final nos tornamos en los más sinceros lectores, abrevamos constantemente no por aprendizaje sino por verdadero gozo de su lectura. Y ahí, en el disfrute, está la verdadera admiración y reconocimiento.

--

--