Confianza y posibilidad

Ergo Rodrerich
2 min readMay 17, 2023
Photo by Joshua Sortino on Unsplash

1. El lenguaje designa, en su fundamento más básico, una realidad existente de manera sonora (fonética) o escrita (gráfica).

2. La relación entre lo dicho (o escrito) y lo existente está basada en la confianza. Dicha confianza resulta elemental y de tal importancia que no exageramos en decir que la vida misma del hombre dependía de ella. Señalar dónde se encontraban los ciervos o los tigres suponía la diferencia entre seguir viviendo (ya para comer, ya para huir).

3. Dicha confianza es tan profundamente cierta y fundamental que siempre existirá mientras que recurramos al lenguaje para decir cualquier cosa que deseemos.

4. Por otro lado, no sabremos nunca qué tan pronto nació la manipulación lingüística para reunir con lo dicho una falsedad. Digamos que los tigres existían, digamos que las aves existían, y lo más extraordinariamente visible era su vuelo. De modo que reunir dos palabras de uso confiable y existencia verificable nos generaba la primera reunión de dos fidelidades que nos producían una mentira: “tigre que vuela”.

5. La mentira, pues, como hemos venido diciendo, es posterior a la invención confiable del lenguaje. Busca la credibilidad edificándose en la confianza lingüística ya señalada.

6. Podemos también advertir que en este punto también se origina la realidad poética que busca en el lenguaje el fundamento de su ser: la satisfacción lingüística de una invención que busca conciliar realidades ajenas.

7. El poeta pleno (y el humorista) conoce los límites de su materia y sabe el cumplimiento de aquellas realidades (y sus cualidades) en el mundo de las palabras.

8. El brujo, el mago (y el embustero) están seguros de que manipularán esa realidad pronunciando el encantamiento preciso (las palabras precisas).

9. La conciencia de la atemporalidad del lenguaje y la mentira deberían hacernos reconocer que también en nuestros días la manipulación lingüística sigue existiendo en igual medida, y los embusteros están más presentes que nunca.

10. Una identificación del embuste va desde los pretendidos mesías (ya tecnológicos, ya religiosos), hasta los políticos que manipulan constantemente el lenguaje para paliar entre sus ciudadanos las consecuencias de sus edictos.

11. Debería ser deber de todo educador (maestro, crítico, padre de familia) el educarnos para diferenciar esta manipulación del lenguaje para saber cuándo estamos frente a una construcción placentera o funcional, o frente a una mentira manipuladora.

--

--

Ergo Rodrerich

Poet, writer and photographer. I was born in Ciudad Guzmán, Jalisco. I like to explain to myself the creative processes and the processes of imagination.